Pedro Noriega en el V Concurso Nacional de Parrilla

Llegar y besar el santo. Cuarenta años de negocio avalaban al restaurante Patxiku-Enea de Lezo. Pero nunca habían salido de allí. Sin hacer ruido y siempre trabajando a destajo. Con humildad. Tuvo que ser un amigo el que animó a la familia Manterola -sobre todo a Aitor, ya que su padre Emilio está cerca de quitarse el delantal- a abrir las puertas y salir al mundo, o lo que es lo mismo, apuntarse al Concurso de Parrilla nacional que se celebra habitualmente en la última jornada del San Sebastian Gastronomika Euskadi Basque Country. Estreno y salida por la puerta grande. Imposible de batir.

Aitor Manterola, algo emocionado en las bambalinas del cubo grande del Kursaal, afirmó estar «muy ilusionado» con la victoria, algo que vio factible desde el principio a pesar de su debut. «En mi opinión la clave reside en tener muy buena carne y tratarla todavía mejor. He podido echar un ojo al material que han traído alguno de mis compañeros antes de empezar a trabajar y he visto que podíamos tener opciones», reveló. Ya en un ambiente más distendido y con las celebraciones de familia y amigos de por medio, volvió a poner más enfasis en esta idea. «Tú a una carrera no vas descalzo, vas con las mejores zapatillas que tienes. Aquí ocurre exactamente lo mismo».

Su padre, siempre en un segundo plano, compartió la alegría de su hijo y reconoció que estaba contento con el triunfo a pesar de que «fuera de casa es difícil trabajar. Se ha notado».

Congreso SS Gastronomika. Concurso parrilla. Nogueiras Pedro.

Congreso SS Gastronomika. Concurso parrilla. Nogueiras Pedro.

Salió en quinto lugar

La cata a ciegas que tuvo lugar antes de conocerse al ganador no dejó indiferente a nadie. A posteriori supimos que la ganadora desfiló por las mesas en quinta posición. En total fueron ocho. La quinta edición del certamen parrillero reunió, además del lezoarra Aitor Manterola, a participantes venidos de todo el Estado. Por orden en la clasificación final estuvieron Joseba Miota (Larrako Haragiak de Amorebita), Aitor Etxabe (Txondorra de Arrasate), Pedro Antonio Noriega (Castru el Gaiteru de Llanes), Pedro Muñagorri (Muñagorri de Madrid), Mario Gil (El Churrasco de Gran Canaria), Jesus Alejos (Ángela de Valladolid) y Juan Antonio González (La Favorita de Burgos).

El jurado popular y profesional, éste formado entre otros por Matías Gorrotxategi (casa Julían de Tolosa), Iñaki Hernández (Trinkete de Irun) o Agustín Santolaya (bodegas Roda, con dos añadas para el maridaje de 2010 y 2012) valoró el grosor, la forma y obviamente el sabor del producto de la familia Manterola para auparla a la cabeza de la clasificación.

El premio a la mejor carne fue para cárnicas Guikar, habitual en los puestos cabeceros en los últimos años, que suministró su materia primera a los propietarios del Patxiku-Enea. De la mano, la mejor carne y la mejor parrilla salieron del Kursaal con una sonrisa de oreja a oreja.